Soledad (Capitulo diez).

A mi entender hay dos tipos de despedidas, las buenas y las malas, términos medios no me caben, por que siempre la balanza, se inclina hacia un lado o al otro.
Para despedirme definitivamente de Lukas, hice dos maletas, una buena y otra mala, una para dejarla por siempre cerrada, y la otra para arrastrarla en mi camino.En la maleta mala, empecé a desechar fotos, letras por él escritas, malos recuerdos, amargura, malos días, noches de insomnio, sentimientos enrarecidos por los acontecimientos, y esa pesada cadena, la que cada eslabón me unía a él, y a su vuelta.
Al cogerla, vi lo que pesaba y por ello decidí dejarla en el rincón del olvido, que es su justo sitio, y por mi conocido, donde exactamente, él me dejo.
Francamente, el resultado de esa maleta es encerrar, el dolor y el rencor que me producida, pensar en él, para no volver, y recordar su engaño a pesar que unas de sus ultimas conversaciones, fue decir no descatar la posibilidad de una vuelta a mi lado, dedicarme algún te quiero, molestarse por que estaba con un amigo y sufrir un pequeño atisbo de celos, para luego descubrir,que se estaba riendo de mí, con otra.Por ello, esa maleta cerrada y por mi olvidaba, no es la que quería arrastrar, todo el contenido ni un día más. Mi agonía, en ella se encerró.
En la maleta de la despedida buena, guarde su bonito recuerdo, almanaques de los años que lo ame, besos, te quieros, alegrías, pedazos de locuras, algún palpitar de mi tocado corazón, su voz, y esa magia, que algunos años nos unió.
En mi camino renovado, de vez en cuando miraré esa maleta, sin abrirla por que también esta cerrada, pero prefiero arrastrar todo lo que me dio, por que lo bueno vivido al menos para mi corazón y aunque entregara mi alma, para luego perder la calma, en aquellos primeros años, valió la pena vivirlos.
Esa maleta de despedida, es la justa que mi ser cree, que no debo deshacerme, por que ya tuve bastante con los años que perdí, y con esa maleta de la buena, hace que mi rencor se haya esfumado, por que vivir con rencor, es no vivir.
Yo Soledad a ti Lukas te digo por fin.. que lastima pero adiós, me despido de ti y me voy.

Continuara...

1 comentario:

juandeluxe dijo...

Buenass soledad, haces muy bien de apartar de ti el rencor q tenias, porq como bien dices eso no te deja vivir y hace q su recuerdo no se vaya nunca, y tambien haces bien en eliminar lo malo y quedarte con lo bueno porq si en si la vida ya es dura q mejor q quedarte con los buenos recuerdos. Asi q sigue tu camino soledad porq eso no a sido mas q un punto y aparte de tu vida.
JD.