Seguidores

Después...


Después de la calma...llega la tempestad.
Si así al revés...no me he equivocado...
Se acabo los dos meses, de paz, tranquilidad, paseos, cafés tranquilos, cenas preciosas, días de turisteo, días de piscina...noches de estrellas, y reflexión...
Llega la limpieza de la casa, enterita cien metros que levantar de arriba abajo, recogida de maletas, enseres y engorrosss que hace que se me olvideee , los buenos momentoss argggg.
Encima que se me había olvidado lo que es la calor...me encuentro en alerta amarilla..tomaaa.
Y para colmo me toca lleva la comunidad...ES QUE NO PUEDO CON MI VIDA.
Así que...pronto iré a vuestros blogs.
Inma_Luna


Lo que dice...


Una  vez mas...


   Cuanta razón y cuantos bemoles que tiene este señor.
Inma_Luna

Federico mi abuelo.


Puede ser.
Es,
Será...
Una historia mas.
Federico, mi abuelo, fue un sufridor de la sin razón de aquellos tiempos ,que le tocaron vivir, o mas bien sobrevivir.
Aquellos tiempos negros de razón y de rojo sangre.
De victimas y torturados, de por vida señalados.
Todo por tener ideas diferentes, por pensar diferente , por opinar diferente.
Por ello fue expulsado de lugar donde nació.
Andúvo cientos de kilómetros, hasta llegar a Sevilla, bendita ciudad que lo acogió, aunque siempre, siempre fue perseguido, torturado, castigado y encarcelado.
Solo por que el rojo, fue su color de bandera , de voz y libertad.
Federico, carpintero de profesión, trabajó en los teatros, haciendo  escenarios.


( armario de herramientas similar al de mi abuelo, en el que jugaba de pequeña).
Decían que eran bellos, quizás por que en ellos ,sueños tallaría, otra vida inventaría.
Por perder, perdió hasta su gran amor, al poco tiempo de casarse.
No por ello, por saberse perdedor dejo de luchar y creer ,sin desfallecer.
Federico mi abuelo.
En la cárcel enfermó, no pararon hasta que no lo consiguieron, y la neumonia era parte del camino de su vida, jamas tuvo cura ,ya se encargaban de vez en cuando de torturarlo, y volverlo a encarcelar, para hacerlo dormir en una piedra siempre mojada, húmeda y lúgubre, pero no pudieron con el.
Federico de nuevo se casó, de ahí tuvo a su hija (mi madre) y a su hijo, que eran vigilados, eran hijos de alguien catalogado como podrido.
Siempre tras la tramoya, en un papel secundario transcurría sus ganas, sueños y luchas.
Pero la neumonia provocada y jamas curada mermaba su cuerpo, sus fuerzas.
 Incansable trabajador se fabrico, un carro para vender chucherías, ver sonreír a los niños era su alegría.
Con el tiempo nací y contaban que fue tan feliz en el mejor papel de  su vida el de abuelo.
Jamas lo conocí, murió bastante malito ,a los cuatros meses de yo nacer.

Aunque siempre estuve muy cerca de el, cuando jugaba con aquella vieja caja de lata, con las fotos de el, con la de las grandes artista del tiempo que  se la dedicaban  con cariñosas palabras.
Siempre pensé que mi abuelo era especial y estaba orgullosa de que vendiera chucherías.
Federico el de las chuches.

Hace dos días estuve en una exposición maravillosa y gratuita en el pueblo capital digamoslo así, donde paso esta vacaciones.
Pueblo cercano a las raíces de mi abuelo.
Una exposición que me maravilló, con un encanto , una puesta en escena( había hasta actores), que me hizo desde el primer momento sentir.
Iba encantada de un lado para otro ,viendo aquellas maravillas del tiempo pasado, que para mi siempre es mejor.
Se conmemora cien años de historia  de la inaguracion de apertura de las grutas de la maravillas, de este pueblo Aracena.
Yo he vivido parte de esa historia en esta aldeas cercanas y estar allí y ver las cosas que veía o usaba de pequeña, me estaban transportando a un estado que aun no se definir.
No sé que pasó pero de pronto vi un carro de chucherías igualito, al que tenia Federico mi abuelo.









Lagrimas y lagrimas y mas lagrimas brotaron de mi.
Federico mi abuelo estaba allí.
Como parte de la historia, como parte de mi.

Quiero dedicar este post, a la organización de esa exposición.
Por bella.
Por de sentimiento llena.
Por cuidada.
Por traerme tan cerca a mi abuelo ( había un banco de herramientas de la madera como la de el).
De verdad de la mas verdad posible, sentí a mi abuelo allí.
Formando parte de la historia, que allí se muestra.
Y por hacer que algo tan maravilloso sea gratis para el pueblo y todas las personas que allí se acercan.
También quiero dedicar a esa actriz ,que encarnaba el papel de vendedora de chuches, su apoyo cuando me veía llorar y llorar de lo que sentí.
Y las bolitas de anís que me regaló.
Gracias Milagros Ordoñez.


Un recuerdo a su abuelo que también fue otro sufridor de aquellos tiempos, y que estoy segura que en el lugar de las personas buenas, estarán juntos hablando de LIBERTAD.
Por que puede ser.
Es.
Y será...
 Una historia mas, pero es una historia que me toca en parte a mi.
A mi abuelo Federico.
Federico mi abuelo , orgullo de mi corazón.
 Inma_Luna
(Fotos propias derechos reservados).
A todos los que sufrieron esta injusticia, y murieron en el silencio.


Y del recuerdo, el mayor tesoro.




En días...


En días de niebla emocional..
Que bien sienta:
El sol de una sonrisa.
La linterna encendida,
de un razonamiento.
Una vela prendida,
en tu mirada.
O la bengala chispeante,
de una palabra amable.
Inma_Luna





Crecer..


Crecer...crecer y a estas alturas me vuelvo a preguntar ¿para que? 
Será por siempre recuerdo y prefiero...
Las rodillas raspadas.
Las tiritas en la piel.
Los castigo por mal comportamiento.
Las comidas no preferidas.
Las tardes de estufa haciendo deberes.
Los ratos del jugar.
Los planes del país, a donde escapar.
Las noches largas por acostarse temprano.
Los sueños sin fin... a cumplir.
Los todos posibles.
La curiosidad y la inocencia no disimulada.
Las tostadas de mantequilla, todas las mañanas repetidas.
El vaso de leche obligatorio para...

Crecer..crecer preguntándome una y otra vez para que?.
Si se crece para no aprender,
lo que realmente es vivir,
 y los anhelos perder.
Para llenar días, de obligaciones del subsistir,
Vaciándose en el poco sentir.
Para no mirar al cielo y a su color no percibir.
Para que lo que soñabas deje de existir.
Crecer...crecer y no sé para qué.
Inma_Luna

Lorca siempre Lorca.


Solo muere, quien no se recuerda.
Ayer, hoy y mañana...
Lorca Vive.
Inma_Luna