Dos años de volver a vivir

Hoy estoy de cumpleaños
Celebró Dos años de trasplantada.
Un año más para agradecer a mi donante y su familia está segunda vida.
A mi madre que me dió la primera y que desde el cielo estará contentísima.
Gracias a todas las personas que habéis estado conmigo.
 Gracias
InmaLuna

Lourdes - Luna

Llegan días.
Que la vida te sorprende, y esa sorpresa te la da alguien que aparece en tu vida...
 sin buscar, sin pensar.
Alguien que desde un principio empatiza contigo de una manera que parece que te conoce de siempre.
Leyó en un grupo al que pertenecemos, de infancias.
Un grupo formado por personas entrañables, y cercanas.
Una historia que compartí , en vísperas de Reyes Magos.
Una historia de mi pequeñez, que me hizo brotar recuerdos sin parar, recibiendo a la vez un cariño por las que lo formamos, e incluso gane un premio.
Ente otras cositas esa historia, mi historia de verdad, hable de mi muñeca favorita, aquella de la infancia, con la que compartía secretos de inocencia.
 Nancy, una de esas muñecas que marcó en la España de los 70, un antes y un durante pasiones durables, y que a día de hoy aún nos volvemos locas por ellas,  son un tesoro, que solo nosotras las que crecimos con ellas entendemos.
Yo tuve muchas Nancys,  un amigo de mi padre, al que le llamaban León, por que era de esa ciudad, trabajaba en la fabrica de la afamada muñeca.
Me traía bastantes, llegue a tener de todas las clases comercializadas, muchas repetidas.
Era esos tiempos en que en esta tierra, todo se valoraba, todo tenia significado, incluso la humildad, como la que tenía mi familia, mi barriada, mi niñez.
Mi padre era pintor,  trabajaba en casas del mismo estilo de lo que constaba nuestro mundo, especialmente en la que fue la barriada donde se nació, el sabia de muchas niñas que no iban a tener Reyes, pidiéndome si podía regalar alguna de esas Nancys que yo tenia repetidas, yo se las daba a mi padre, ( no sabía en aquel entonces que mi padre era también un Rey MAGO, a su manera para otras niñas).
Con el tiempo y con tres hermanos , me desparecían mis amadas muñecas las cogían y se divertían quemándolas en el descampado de lo que se iba convirtiendo mi barrio.
Mi barriada era de clase obrera, no estaban muy bien hechas, y tenían muchas anomalías por las que la declararon no habitable, en la mudanza aprovecharon en una de los traslados de caja y muebles, para abrir mi casa ese día tocó la mía, y robaron todo lo que pudieron entre ellas mi caja de las pocas Nancys que escondía, que me quedaban...
A pesar de que tenía 16 años, de aquel entonces, yo no dejaba de llorar por mis muñecas , que jamás recupere.
Al pasar el tiempo, empezaron hacer Nancys nuevas, reediciones de aquellas, que son muy parecidas pero no iguales, las nuestras estaban impregnadas de secretos, juegos y complicidades, y aunque  me han regalado algunas,  yo soñaba con tener una de las de antes.
Todo esto lo leyó Lourdes, esta chica que ha aparecido en mi vida.
Me dijo, y no lo olvidaré y hoy más que nunca.
"Algún día la tendrás ya verás".
Yo sentí, esperanza en sus palabras , sin saber  lo que ella planeaba.
Hoy recibí un paquete a su nombre, temblé al verlo, ella es toda una artista haciendo ropas a las Nancys, teniendo el paquete delante, no quería ni abrirlo, pensaba que era uno de esas maravillas que su mente y manos trabajan con esmero, y cual no fue mi sorpresa al ver que era una Nancy de las de antes, suya propia que ha querido que ahora viva conmigo.



Cumpliéndome un sueño de años.
Muchos años...
Para remate, es una misma Nancy, como la que tenía cuando yo tenía 7 años, y  que era mi compañera de batallas de hospitales, dormía en conmigo en aquellos largos ingresos,  y la que fue mi muñeca de la suerte,  desde que me dijeron que había superado aquel cáncer de mi pierna Izquierda, un cáncer infantil.
Lourdes y Luna( que así se llama está Nancy), ya formaran parte de mi vida, hasta que deje de respirar.
Lourdes se que vas a leer esto.
Por ello te digo aquí y ahora y en mayúsculas.
GRACIAS POR EXISTIR,
POR LLEGAR A MI VIVIR.
InmaLuna
.


Tenemos...

Tenemos por delante... 
Nuevos amaneceres.


Caminos que deleitar


Letras que sentir, para juntar. 


Árboles para admirar. 


Ventanas por las que mirar. 


Un te con amigos con quien charlar. 


O quizás merendar. 


Con tu AMOR brindar. 


Lo malo, como la lluvia, por el paraguas resbalar. 


Intentar concienciar... 


Pero sobretodo... 
Y ante todo. 
Como yo estos días atrás... 
Gracias a mi donante. 
Cada día disfrutar. 


Últimos días del 2019.
Para no olvidar. 
InmaLuna

Brindemos

Brindeis con lo que brindeis
Recordar hacerlo por todo lo vivido y agradecer la oportunidad de ello. 
Yo brindó por mi madre. 
Por mi familia.
Por mi donante. 
Por el amor. 
Por la salud. 




A todos y todas que habéis Estado en este año conmigo.
Feliz Año Nuevo.
InmaLuna