UNA HISTORIA MAS...


Viky, era una chica independiente,capaz de comerse al mundo sola. No necesitaba de gentes para su existencia, vivía por y como quería, su profesión era importante para ella, sus horas en ella empleadas eran pocas.Eso si, cuando desconectaba, se divertía a su manera.
Era una chica tremendamente simpática, esa virtud, por llamarla de alguna manera, hacia a muchas personas confundir simpatía con algo mas,y a veces eso le daba ciertos problemas.
Bastante responsable, con ápices de chica alocada, en su vida reinaba.
La vida le hizo, saltar muchos baches pese a su difícil infancia y rara juventud, y ponerle caminos pedregosos, pero cerraba los ojos, respiraba hondo y los enfrentaba. En pocas palabras era valiente, por lo que le tocaba vivir y no por que fuera una elección, sino lo que la vida le imponía.
Necesitaba poco para vivir, los lujos no estaban hechos para ella, no se moría por el ultimo modelo de telefonía, o por un modelito de marca o por cosas vanales.Eso si algunos caprichos se permitia, sin ello perder la economía.
Vivía feliz, con su filosofía y modo de ser, no quería hacer daño a nadie, aunque a ella se lo hicieran, resumiendo era una chica elocuente, en un mundo diferente.
Lloraba con las injusticias de guerra, de sufrimiento humano, de lo que le hacen a la tierra, la gente inhumana y poderosa, maldecia a políticos corruptos y por corrompí, y buscaba la justicia cuando es evidente que no existe, al menos no la justa.
También disfrutaba con pasiones de masas, con una buena lectura o una sonora canción, con el mar, con la luna en todas sus fases, en fin que disfrutaba con pequeñas cosas que la hacían sentirse grande.
El amor, no estaba en su camino ni en su pensamiento, pero sorpresas te da la vida y le llego..
Apareció en su vida en forma de chico dulce suave y sensible, y a la vez huraño, tímido y cerrado.
Se descubrieron poco a poco, noche a noche, luna a luna, amanecer tras amanecer.
Ellos en su mundo, en un mundo en el que ella le contaba su amor en cantidades de granos de arena, y el en estrellas, para resultar una suma infinita.
Un amor demasiado grande demasiado bonito, para ser duradero,aunque para ella aun sea así, y el en el camino se quedara por miedos, por falsos pensamientos, aparto y aparco ese sentimiento en algún lado oscuro y hondo, y prefirió vivir sin ella.
Viky no superaba ese abandono, sentía su corazón triturado hecho añicos, pasaba noches de lágrimas imparables de vida perdida y alma vacía.
Descubrió que tenia una enfermedad hereditaria al principio no era grave, pero un mal tratamiento y algunos experimentos, hicieron que su vida fuera un infierno, perdiendo vida, pelo, peso y las esperanzas.
A veces daba pasos agigantados para su recuperación, y otras veces bajaba escalones de dos en dos, y ella no le contaba a el todo para que no sufriera, y ella sola lo pasaba todo, por miedo al rechazo, quería ser bonita cuando ya no lo era, llenando se de cicatrices en el cuerpo y en el alma.
Pero nada de esos dolores, esos pesares y esa lucha incansable le dolía tanto, como haber perdido ese amor, cuando aquel día el decidió apartarse no comprendiendo que a la vida hay que darle momentos.
Ella sobrevive, con sus recuerdos, mala salud a veces, pero su espíritu luchador siempre aparece.
Con el tiempo, otro chico apareció, es cierto que no se enamoro de el, solo se sentía cerca de alguien, después de haber sido apartada anteriormente, sin previo aviso.
Ese chico nuevo, picaresco le fue haciendo sonreír, era simpático y agradable, nada comparable a su amor perdido, por que las personas no son peores ni mejores, solo diferentes.
A su lado tenia risas y una especie de compañía perdida, y sobretodo volvía a tener a alguien que la escuchaba, en un mundo sordo.
Y un día ella le hablo de su enfermedad, y el le dijo que no era motivo para dejar de sentir por ella lo que ya sentía, pero las palabra se las lleva el viento, junto al sentimiento.
Por excusa puso, que el sabia que ella aun amaba a su anterior pareja (en cierta parte tenia razón), pero si alguien ama no lucha?.
Simplemente otra persona la volvía a aparcar como un coche viejo o que no funciona a la perfección.
Viky lucha, Viky ríe, Viky vive, Viky igual a VICTORIA.
Por que la vida es una lucha, que si la enfrentas te lleva a esa VICTORIA.
Con enfermedad o sin ella, sola o acompañada con amor o sin amor, con dolor o sin el.
VIKY IGUAL A VICTORIA.
Las personas con enfermedades también tienen CORAZÓN,
ojala las personas sanas fueran consciente de lo que tienen, y dejen a un lado su SIN RAZÓN.



No hay comentarios: