Mensaje.



Aquel hombre que se atusaba escasas hebras plateadas, como espantando ideas que lo perturbaran.
Respiraba a sorbos, el aire fresco de la mañana.
Sentado en su banco del parque , miraba al cielo, buscando algún rayo de sol, que le alegrara, un poco esa gris existencia ,que llevaba soportando por una promesa.
En lentos  y elegantes movimientos ,remiraba su reloj, como esperando la hora acordada.
Se acercó pausadamente a aquella fuente, donde reposaban bellas libélulas, que parecían conocer su presencia.
Con ojos tristes, casi ausentes, miraba a aquellas acompañantes de la mañana, de vez en cuando su mirada cambiaba ,ante el bello esplendor que sus colores le regalaba.
El obnubilado, se perdía  aún mas, en algún hueco de su memoria, sus faces se relajaban al encontrar algún tesoro interior, muy oculto, que solo veía, cuando cerraba los ojos.
Para sorprenderse a si mismo soltando un te quiero , que viajará con  el viento.
Abrió los ojos y habló con las libélulas, con cierta familiaridad, y complicidad.
Con voz cansada, pero de una dulzura infinita, les pidió, le llevara tan alto como pudieran, aquel mensaje de amor, que pronuncio, cuando al pensar en ella, estaba en plena paz,con el, con ella, con el mundo.
Inma_Luna

28 comentarios:

Utopía dijo...

Es muy bonito. Has hecho que me metiera dentro de la historia y ha sido muy enternecedor :) Me ha encantado! Aunque un poco triste que esa mujer especial no estuviera con él acompañándolo en el banco...
Un abrazo y pásate cuando quieras :3

Inma_Luna dijo...

Me alegro que te haya gustado.
Las cosas buenas a veces son realmente tristes.
Besos Ana.

trimbolera dijo...

Como la vida misma ... Gracias.

Inma_Luna dijo...

Gracias a ti.
Besitos

ohma dijo...

De mayores me imagino que volaremos tantas veces hacia esos viejos amores!
Bonita y tierna historia, Inma.
Besitos.

Inma_Luna dijo...

Supongo que si, que al menos recordaremos.
Gracias Ohma.
Besos

Karla Ximena dijo...

Es muy tierno y bello, besos.

Inma_Luna dijo...

gracias Karla.
Besitos

Evanir dijo...

Alegre-se a cada nova manhã pense que com um novo dia pode-se começar uma nova vida.
Mas começar sem medo do que pode vir a acontecer,
viver um dia de cada vez e sempre olhando para frente, simplesmente começar.
Tente se basear no exemplo de um simples amanhecer, embora aconteça todas as manhãs,
são poucas as pessoas que podem testemunhar a beleza que é quando a noite
a noite termina e vem no horizonte o espetáculo do nascer do Sol.
Obrigada pelo carinho desejo um abençoado final de semana .
Beijos ,Evanir..

EL Diario de Ely dijo...

Precioso, me ha encantado. Besos mi luna

Inma_Luna dijo...

Gracias Evanir por tus buenas y bellas palabras siempre.
Besos

Inma_Luna dijo...

Gracias amiga mía.
Besos muchos

Sara O. Durán dijo...

No obstante es triste, te ha quedado HERMOSO, mi Inma! Vaya inspiración y elñ desarrollo que lograste en esta entrada.
Muchos besitos de anís.

sabores compartidos dijo...

Triste como tantas cosas que tiene la vida, en este caso la lejania de un amor.
Me gusto mucho
unos besotesssssssssssss

Tramos Romero dijo...

Una magnífica descripción de la despedida del todo, "puedo morir en paz" y además lo deseo, ya es hora de reunirme con mi amor


Besos Inma muchos ♥♥

Marina-Emer dijo...

gracias por tu visita siempre un placer venir a saludarte y leer este precioso texto en el banco sentado.
besosssssssssssssss
Marina

PEPE LASALA dijo...

Qué bonito Inma, el último párrafo es precioso. Un fuerte abrazo y feliz fin de semana amiga.

Inma_Luna dijo...

A veces lo superior es triste.
Gracias mi Saldi por lo que me dices.
Besossss mana

Inma_Luna dijo...

Triste por momentos como la vida sabores.
Besos

Inma_Luna dijo...

De la despedida del todo..
Besos Tramos

Inma_Luna dijo...

Gracia a ti Marina.
Besos

Inma_Luna dijo...

Gracias Pepe.
Buen fin de semana.
Besitos

Patty dijo...

Triste pero muy bello, besitos guapa :*

AMALIA dijo...

Tierno y hermoso relato.

Muy bello.

Un beso

Inma_Luna dijo...

Un poco pero como la vida misma amiga.
Besos

Inma_Luna dijo...

Gracias Amalia.
Besos muchos

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Seguro que las libélulas, en sus finas alas, llevaron escrito el mensaje de amor que este hombre enviaba al inmenso cielo azul en el que, sin verla, se encontraba su amada.

Un cariñoso abrazo, querida amiga Inma.

Inma_Luna dijo...

Seguro que si que se lo llevaran.
Besos amigo