Aprender...

  
Leyendo esta noticia:
Manuela Hernández, una mujer del Estado mexicano de Oaxaca, una anciana de 100 años, consigue su diploma, en primaria. Ahora quiere estudiar secundaria.
Podría decir muchas frases típicas, sobre esto.
Podría acudir a los tópicos.
Pero solo se me ocurre estar contenta por ella, por su esfuerzo, por su tesón, por su lucha.
Y por mi, si cabe, estar el doble de contenta, aunque mas que contenta, orgullosa.
Orgullosa por hacer y decir que  yo siempre estoy dispuesta a aprender, pase los años que  pasen, y se tenga la edad que se tenga.
A pesar de que me miren con incredulidad.
Ya que la mayoría supone que eso de aprender, solo es, cuando se es joven.
Pues que querrán, que  haga si yo aprendo incluso a vivir, cada día que amanece y aprendo a amar todas las noches.
Aprendo a ser mejor persona, y mejor humana, aunque no siempre me salga bien.
Aprendo de mi entorno, de la gentes, del ambiente.
Y me esfuerzo por querer saber, y hasta aprender de la inocencia de un niño, o de la sabiduría de un mayor.
De la ciencia y de los recursos que están al alcance.
Dándome igual, si me dicen que hay que disfrutar, ya que al verme siempre con un libro en la mano, me creen en un sacrificio, sin saber el placer que en el encuentro.
Francamente el ser humano, no deja de aprender hasta que no cierra los ojos definitivamente.
Otra cosa es que se acepte.
Felicidades  todas las personas que aprenden sin importarles lo que piensen.
La edad no es un obstáculo, para las metas que tengamos en nuestra vida.
Inma_Luna



18 comentarios:

El Hada de los Cuentos dijo...

Nuestra vida es un continuo aprendizaje.Todos los días se aprenden cosas, unas están en los libros y otras no.La ilusión por aprender, por superarnos a nosotros mismos, por avanzar mirando siempre adelante, nos mantiene jóvenes y hacen que la vida tenga un sentido. Bravo por esa valiente mujer que a su edad supo lo ha sabido entender. Un abrazo

esther makeup dijo...

Nunca es tarde para aprender ni para cruzar esas fronteras que la vida nos plantea
Un besote

Inma_Luna dijo...

Y tanto que lo es Hada.
Pero hay quienes creen que ya lo han aprendido todo...y a lo peor juzgan a los que quieren seguir...
Bravisimo por ella. claro que si.
Besitossss

Inma_Luna dijo...

Nunca es tarde, eso es lo que pienso yo.
Besos mi guapi

Evy LO dijo...

Perfecto!! es lo mismo que pienso, mi madre tiene 50 años y ya no quiere leer ni aprender nada y yo he perjurado no seguir ese maldito ejemplo.
Por eso soy así de curiosa, de interesada, soy una amante del aprender.

Excelente entrada Inma <3

Inma_Luna dijo...

Siempre hay que aprender, y lo que mas estar dispuesto-a a ello.
Un besito Evy

estrella dijo...

Hola Inma_Luna!!!
Extraordinario que quiera seguir aprendiendo esa señora, por supuesto la edad no es un obstáculo cuando se quiere aprender.
La vida siempre nos enseña algo nuevo cada día.
Un abrazo con cariño!!!

Inma_Luna dijo...

Si que es extraordinario.
La vida es esa maestra contínua...
Besos estrella.

Claro de Luna dijo...

Sí Inma ...el aprendizaje es permanente , estamos preparado para eso sin importar la edad ...y significa crecer cada día independiente de la edad que se tenga...pasra ello como bien lo dices están los libros y todo lo que no rodea ...todo es fuenter de aprendizaje y renovación.
Un fuerte abrazo y gracias por tocar un tema tan importante.
Cristina

Inma_Luna dijo...

Como bien dices hay que crecer cada dia.
Y aprender de todo.
Las gracias a ti por venir.
Besos

ana dijo...

Sí se nos va la ilusión por aprender, se nos va la vida. Yo quiero llegar a los cien años aprendiendo cada día. Y como tú dices Inma, con un libro en la mano. Besos

Inma_Luna dijo...

Y yo también e incluso llegar a los 101 y seguir.
Besitosss ana.

Sara O. Durán dijo...

Qué belleza de publicación, amiga. Gracias.
Besos.

Inma_Luna dijo...

Gracias a ti por la calidez que me transmites.
Besos

ANTONIO CAMPILLO dijo...

Esta señora es muy joven, tanto como un niño que empieza a llenar sus células cerebrales, casi todas vacías con sabios conocimientos, Inma. Esta joven de mucha edad posee todavía miles de millones de células esperando ser portadoras de su conocimiento, siempre ninguneado, que sobrepasará el saber de quienes la han sometido a trabajo y más trabajo. Su felicidad por ello debe ser un icono para todos.

Un fuerte abrazo, querida Inma.

Inma_Luna dijo...

Desde luego que debería ser esta mujer un icono y un ejemplo.
Besos amigo

Hanna Xesco dijo...

Magnífico tu pensamiento Inma, siempre tenemos algo que aprender a lo largo de la vida . Un beso grande

Inma_Luna dijo...

Siempre hay que estar dispuesto aprender.
Besitos Hanna.