Fantasmas



En el silencio de la luna, cubre las sombras de la noche, esas noches que eran de suaves y fino terciopelo, las estrellas que yo miraba y a las cuales les ponía nombres, brillaban de luz.
Todo lo que soñé antes y después de hoy, viviendo en una nube alta que se torno, de efímero humo, y cual no fue la caída al ver tu mentira, cada día de aquellos vividos en ese engaño, tejido en esa telaraña, en la que quede atrapada y sin salida.
Ese engaño de años, donde jugabas con mis sentimientos a tu antojo y tratando mi corazón, como el peor de los despojos.
Triste realidad de un largo despertar, de ese letargo confundido, de un amor confiado.
Soñando con que cada día, al acordarte de mí saludabas al viento.
Pensando que mis te quieros los guardabas en el cofre de los sentimientos, para ver con el tiempo que los arrojabas al peor cubo de basura.
Dicen que el amor es corto y el olvido largo, pero cuando se a cultivado en una amplia y fertil quimera, acaba secándose, por que hasta las lágrimas se secan.
Contigo la vida fue diferente, hasta que descubrirte se torno hiriente.
Me regalastes tanto desastre, pero poco apoco suelto tu lastre.
Pintabas de rojo pasión, tus te quieros cuando los escribías acelerabas mi pobre corazón, y la lógica perdía. Solo tu lenguaje de amor entendía.
Y ese rojo paso a ser negro, en un papel oscuro, en el que envolviste mi alma.
Errar es de humanos, con eso me consuelo.
Alguien dijo, que el amor es como un fantasma, que se sabe que existen, pero muy pocos lo ven.
Ojala algún día veas lo que es, para no pronunciar mas la palabra AMOR, en vano.

1 comentario:

juandeluxe dijo...

Buenass, decir q esos fantasmas del pasado tienes q ahuyentarlos pensando en q al final la vida pone a cada uno en su sitio y ten en cuenta esta frase: "la persona q se levanta es aun mas grande q la q no ha caido".
JD.