Belleza.


Recientemente, hablando con mi amigo Juan,salio el tema de la belleza, esa cosa efímera, nada duradera, y que pase el tiempo que pase, por mucho que el hombre avance, en torno a conocimiento, ciencia etc. La belleza tiene lugar y siempre es el primero.
La belleza, no es imprescindible, pero esta presente en casi todo lo que nos rodea, lo que no entiendo es el porque, de tanta importancia.
Lo peor, es cuando solo y ante todo, lo anteponemos a las personas,parece que una persona, tiene un valor especial , si es agraciado con ese don, que desde nuestros antepasados, e historia preservera, desde los griegos, romanos egipcios...etc.
Siempre, que sale el dichoso tema, yo pienso y digo lo mismo. Nadie tiene mas valor por ser alto, delgada, de ojos claros, de precioso pelo, de señalados músculos, de piernas sin celulitis, de escultural figura, de senos dibujados, ni de atributos sobrados.
A mi entender, todo eso, el tiempo le pasara factura y la belleza presentara sus rasgos marchitos, y después que?.
Hay personas, que no reunen lo anteriormente, escrito, pero tienen corazón, y ese no se marchita, por que un corazón que aprecia, un gesto, una mirada, una cualidad, un detalle, da igual que esa persona sea bajita o gordo, o calvo..., es un corazón contento.
Las personas deberían medirse por el fondo humano, y no por estereotipos implantados por la sociedad.
Realmente la verdadera belleza, esta en el interior, y no es un tópico, sino una gran realidad.
Si no se es bueno por dentro, no se puede ser bueno por fuera.
Si la belleza no reside también en el alma, no tiene lugar, ni localizaciones posibles.
De que sirve ir paseando , con una super guapa, si después no puedes ni cenar tranquilo, por que cuenta las calorías hasta del agua... o de que te sirve ir con un hombre ultimo modelo de gimnasio, si en vez de mirarte, esta midiendo los centímetros de su bíceps.
Es algo que suele pasar, menos mal que soy una persona normal, por que claro hay de todo en la viña del Señor, o eso se dice, y cuando amo a alguien, que me da su corazón, no la importancia de su físico, agradezco realmente que no sea, el novio de la barbie.
A nadie le amarga un dulce, pero si piensas que las calorías de ese dulce, se te puede transformar, en insipidez, o en ni siquiera poder entablar una conversación, por que se esta mas pendiente de la belleza, o es solo su mundo, solo digo...
Viva la sacarina en forma de hombre feo, pero que me llene el alma.

A MI AMIGO JUAN...O COMO YO LE LLAMO, MI NIÑOOO JUAN.

Hasta las rosas divinas, su belleza se les marchitan.
No se debería, cultivar tanto el cuerpo, si no mas bien la mente, todo seria mas sencillo, y menos dañino.

1 comentario:

juandeluxe dijo...

Simplemente inmejorable! me ha gustado mucho tu escrito!! y gracias por la referencia mi niñaaa!!
JD.